Noticias

Corte Constitucional deja en firme condena contra trabajadores de los Rodríguez Orejuela

Hermanos Rodríguez Orejuela

Autor
jrodriguezf

La Corte Constitucional falló en contra de varios trabajadores de Drogas La Rebaja, que en su momento fue propiedad de los confesos narcotraficantes Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, y les negó la tutela con la que buscaban que se revisara la condena de 25 años de prisión impuesta en el 2019 por el delito de lavado de activos.

De acuerdo con ese tribunal, “no se violaron los derechos al debido proceso y acceso a la administración de justicia” de esos empleados de los Rodríguez Orejuela, al no permitirles que presentaran un recurso de casación contra el fallo que los condenó.

La sentencia dice que los hermanos Rodríguez Orejuela adquirieron la participación de Drogas la Rebaja y que ésta fue usada para darle apariencia de legalidad a los dineros producto del envío de cocaína a los Estados Unidos y Europa entre 1975 y 1999.

Lea también: EE. UU. pide en extradición a señalado de asesinar a líderes sociales en Colombia

Se creó la cooperativa de trabajadores ‘Coopservir’, que junto con Drogas la Rebaja “cooperativa fueron incluidas en la lista de traficantes de estupefacientes especialmente designados conocida como ‘la lista Clinton’”.

En junio de 2012, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Bogotá los absolvió de todos los cargos, pero en segunda instancia la Sala de Extinción de Dominio del Tribunal Superior de Bogotá, los condenó en marzo de 2019.

El caso llegó a la sala de casación penal de la Corte Suprema de Justicia, que mediante un recurso de impugnación especial, dejó en firme la sentencia del Tribunal.

Lea además: Revelan retrato hablado de presunto responsable del atentado en Ciudad Bolívar

Al llegar a la Corte Constitucional con ponencia de la magistrada Paola Meneses, se concluyó que no hubo ninguna irregularidad en los tramites judiciales y por ende no se violó el debido proceso de los empleados de los hermanos Rodríguez Orejuela, como ellos decían.

En el proceso fue condenado Jairo Serna, de quien se concluyó que “era una persona de confianza dentro del conglomerado financiero (…) y pieza fundamental en el entramado que permitió el ocultamiento del génesis ilegal de su patrimonio”, a pesar de que “no fue gerente” y que no se demostrara que “hubiese sido miembro principal del consejo de administración” de la cooperativa de trabajadores.

Articulo Original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.