RCN RADIO

Condenan a médico que abusó sexualmente de una anciana de 70 años

Pareja de ancianos

Autor
jrodriguezf

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena de 16 años de prisión al médico Carlos Enrique Ávila, porque en el 2015 abusó sexualmente de una anciana de 70 años de edad.

Los hechos sucedieron en su consultorio, cuando la anciana que acompañó a su hermana mayor a una cita de acupuntura, le dijo que tenía dolor de espalda, él le propuso un masaje en la camilla, le tapó la boca y la accedió sexualmente, pidiéndole que no hiciera ruido.

El Juzgado Cuarto Penal Municipal con función de control de garantías de Tuluá (Valle), la Fiscalía le formuló cargos al médico por los delitos de acceso carnal violento y acto sexual abusivo con persona incapaz de resistir.

Lea también: Fiscal militar desmiente violación masiva en estación de Policía de Cartagena

Aunque en el 2016 lo absolvieron y ese fallo lo confirmó el Tribunal Superior de Buga, la Corte Suprema de Justicia los tumbó y ordenó su captura inmediata, ese mismo fallo fue confirmado por la misma sala penal de la Corte después de estudiar un recurso extraordinario contra la sentencia que presentó el médico.

“El testimonio de la víctima encontró pleno respaldo en pruebas (…) que evidenciaron que el día de los hechos se desplegó una conducta de carácter sexual no consentida contra la señora”, se lee en el fallo.

Para ganar el caso, la defensa de la anciana le dijo a la Corte que el día de los hechos, su reacción fue acorde con su edad.

Más noticias: Sancionan e inhabilitan por 15 años a exgerente de Triple A en Barranquilla

“La defensa de la víctima (…) fue acorde con el momento de los hechos, con sus principios, vergüenza, crianza y avanzada edad, aunado al impedimento físico de que un médico joven y en posición dominante, (…) tapara su cara con la mano”, se lee en el fallo.

Además, la Corte advirtió que en este caso se debía fallar con perspectiva de género, por tratarse de violencia contra una mujer.

“Dada su situación de mujer agredida sexualmente en condición de vulnerabilidad y desproporción respecto del agresor, no le era exigible ejercer una determinada reacción para repeler la afrenta a su libertad e integridad sexuales”, dijo la Corte.

Articulo Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.